Navidades Degeneradas | Saga ‘Noche de Paz, Noche de Muerte’

A través de nuestros especiales de cine de terror navideño, os hemos hablado de slashers ochenteros y de películas un tanto trash que harán las delicias de vuestras noches en estos días de vacaciones. Hoy, y porque lo prometido es deuda, os hablamos de las seis películas que componen la saga ‘Noche de Paz, Noche de Muerte’, la cual empezaría como un slasher de dos entregas, para tomar otros derroteros a partir de las tercera entrega, convirtiéndola en una saga de historias independientes con el marco de la Navidad como trasfondo, del mismo modo que se intentó hacer con la saga Halloween en ‘Halloween III. El Día de la Bruja’ (Tommy Lee Wallace, 1983). Además, la saga cuenta con un remake bastante notable que pasó bastante desapercibido.

Silent Night Deadly Night

‘Noche de Paz, Noche de Muerte’ (‘Silent Night, Deadly Night’, Charles E. Sellier, Jr., 1984)

Con las sagas de ‘Viernes 13’ y ‘Halloween’ iniciadas, y el mismo año que se estrenaba ‘Pesadilla en Elm Street’, llegaba un asesino disfrazado de Santa Claus dispuesto a formar parte del panteón de iconos del slasher. El escándalo fue tan grande, que a la salida de los cines había grupos de protesta por el hecho de mostrar a un psychokiller vestido como el máximo estandarte navideño. Para nosotros, es uno de los mejores slasher de los años ochenta, del cual ya os hablamos aquí.

 

 

SilentNight 2

‘Noche de Paz, Noche de Muerte 2’ (‘Silent Night, Deadly Night 2’, Lee Harry, 1987)

Tras el éxito de la primera entrega, era de esperar que había que aprovechar al máximo la idea. Tres años después, llegaba esta secuela en la que Rick, el hermano menor de Billy, el psicópata de la anterior, repetía lo que su hermano había hecho, aunque con menos gracia y pareciendo haber agotado lo que parecía que iba a ser una saga de éxito.

Silent Night 3

‘Posesión alucinante’ (‘Silent Night, Deadly Night 3: Better watch out!’, Monte Hellman, 1989)

Al final de la segunda parte, la policía disparaba a Rick, quien ahora lleva seis años en coma, y está interpretado por Bill Moseley. El Dr. Newbury convencerá a una clarividente ciega para que se conecte con Rick. Cuando Laura decida abandonar las sesiones y Rick despierte, él irá a por ella, pues el contacto mental que mantuvieron ha creado una especie de nexo telepático entre ambos. Los distribuidores españoles decidieron cambiarle el título por el de ‘Posesión alucinante’, algo que por aquel entonces era más habitual de lo que es hoy en día.

Silent Night 4 (2)

‘Ritos satánicos’ (‘Silent Night, Deadly Night 4: Initiation’, Brian Yuzna, 1990)

Queriendo otorgar a la saga de un aire fresco, se dejó a un lado la historia de los Santa Claus asesinos para presentar una trama que también sucedería en Navidad. Brian Yuzna, quien para aquel entones ya había dirigido sus dos primeras (y mejores) películas (‘Society’ y ‘La novia de Re-Animator’), se puso al frente de esta cuarta entrega de la saga en la que una periodista se ve involucrada en un rito formado por brujas que pretenden hacer una invocación durante la Nochebuena. Producto mediocre tan sólo aptos para los completistas de la saga y de las películas de sectas.

Silent Night 5

‘Juegos diabólicos’ (‘Silent Night, Deadly Night 5: The Toy Maker’, Martin Kitrosser, 1991)

Un año después, y suponemos que con la intención de finiquitar del todo la saga, Yuzna vuelve a la carga con la última entrega, aunque esta vez como guionista y productor. En esta ocasión, y tal y como ya dijimos en la tercera entrega de nuestro especial “Muñecos asesinos” la trama se centra en un juguetero loco interpretado por Mickey Rooney y sus juguetes asesinos que sembrarán el pánico durante Navidad. No tan floja como la anterior, supuso el cierre de la saga, la cual cayó en el olvido absoluto.

Silent Night remake

‘Silent Night’ (Steven C. Miller, 2012)

Casi 30 años después de ‘Noche de Paz, Noche de Muerte’, llegaba este notable remake protagonizado por Malcolm McDowell y Jamie King, en el que un pequeño pueblo se verá asolado por un sanguinario psicópata vestido de Santa Claus, el cual está traumatizado por haber presenciado la muerte de sus padres. Persecuciones con rubias despampanantes desnudas, un lanzallamas, una máquina trituradora y mucha mala leche en esta decente versión que merece un visionado estas navidades.

Imágenes vía, vía, vía, vía, vía & vía

Aterrorizate

Cine de género para degenerados