‘El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares’, ¿Ha vuelto Tim Burton?

El título puede que diga ‘El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares’, pero no hay ninguna duda para cualquier persona que vea la cinta de que en realidad estamos ante ‘El hogar de Tim Burton para niños peculiares’. Se trata de un gran comeback por parte del director (que falta le hacía) en el que nos presenta a una excéntrica panda de refugiados de guerra que son como un cruce entre la Familia Addams y los X-Men, cada uno dotado de cierta capacidad extravagante. Mientras que los daños colaterales de un bombardeo nazi destruyeron su hermoso orfanato victoriano durante la Segunda Guerra Mundial, estos niños han tenido pocos enemigos durante más de siete décadas. Pero eso ha cambiado ahora que un matón que cambia de forma llamado Barron (Samuel L. Jackson) está en la búsqueda de niños peculiares, tragándose sus ojos con gran entusiasmo.

Los niños han estado a salvo de todo este tiempo, gracias a Miss Peregrine (encarnada por la nueva musa de Burton, Eva Green), que posee el don de la creación de bucles de tiempo a modo de protección, pudiendo estos esconderse en un “día de la marmota” continuo repitiendo siempre el día de antes de que la bomba estallase. Es entonces cuando un niño llamado Jacob Portman (Asa Butterfield, que ya fue protagonista en la película de Martin Scorsese ‘Hugo’) viajaría desde Florida para visitar lo que queda de la vieja casa. Jacob se está recuperando de la muerte de su abuelo Abe (Terence Stamp), que murió tratando de defenderse de una extraña criatura llamada “Hueco”. Debemos reconocer que estas criaturas nos han recordado, sin tentáculos en la boca, al Jack Skellington de ‘Pesadilla antes de Navidad’, pero todo bien.

El guión de Jane Goldman es el ingrediente secreto que hace que “Miss Peregrine” se ajuste de manera tan apropiada a la peculiar sensibilidad de Burton, lo que permite que el director pueda revisar y ampliar motivos y temas de sus primeros trabajos: la cronología y todo el tema familiar en el tiempo hace que toda esta historia pudiese ser otra de las historias de ‘Big Fish’, tenemos momentos a lo ‘Frankenweenie’ con esos stop-motion y hay monstruos creados en forma de jardinería ornamental que parecen directamente sacados de ‘Eduardo Manostijeras’ y su elaborada mansión.

Si le sacamos un pero nos quedamos con que todo es un poco demasiado familiar para aquellos que hemos estado siguiendo a Burton desde el comienzo. Aunque el director repite más de lo que innova en esta ocasión, para el público más joven que lo desconoce tan a fondo esta película puede ser una introducción excelente para su siempre azulada y halloweenesca estética. Sin dudas es también una excusa para el director para trabajar con Green de nuevo después de ‘Sombras en la oscuridad’, diciendo ¿adiós? a sus anteriores musas, Helena Bonham Carter y Lisa Marie. Una película ideal para ver en familia de cara a Halloween y que hará las delicias de todos los fans del excéntrico director.

Lo mejor: Los niños y sus peculiares habilidades.

Lo peor: Esa constante sensación de haberlo visto antes.

Aterrorizate

Cine de género para degenerados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *