Sitges 2016: Crítica de ‘Under the shadow’

under-the-shadow-grande

‘Under the shadow’ se desarrolla en el Teherán del final de la I Guerra del Golfo, que se convierte en el escenario perfecto para narrar una película de fantasmas, o mejor dicho de djinns. Esta especie de genios propios de la mitología mesopotámica, que vienen cuando llega el viento y necesitan quitarte un objeto para quedarse a tu lado, se van a convertir en los protagonistas de las pesadillas de Shide y su familia.

Shide, presa de su frustración por no poder volver a la universidad debido a que perteneció a un grupo de izquierdas en los primeros años del conflicto, se ve relegada a cuidar de su hogar y su hija. Lo que a primera vista podría verse como un drama social, se torna en terror cuando empiezan a sucederse las pesadillas de la pequeña y los hechos paranormales. Shide se divide entre su yo racional de mujer moderna y alejada de la religión que cree que las historias de djinns son solo cosas de niños y el horror de comprobar que realmente existe algo intentando poseer su alma y la de su hija.

En ‘Under the shadow’, el director Babak Anvari consigue crear una atmósfera de terror, donde las sombras siempre están acechando, gracias a elementos tan clásicos como la música o el sonido. Una estrategia que sigue el patrón de otras tantas películas, pero que siempre funciona haciendo que saltemos del asiento con cada uno de los sustos. Pero no estamos solo ante una película de género más; en su guion apreciamos también el miedo de la protagonista a perder a su hija, el conflicto que nace entre ambas, la represión de un gobierno islámico radical y el pánico a los misiles que no paran de asolar la ciudad, todo ello potenciado por un djinn que ha robado la muñeca preferida de la niña.

Lo mejor: Que mezcla los elementos típicos del género con detalles de guion que hacen que no sea ‘una película más’.

Lo peor: Que tarde un poco en arrancar.

Aterrorizate

Cine de género para degenerados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *