‘La Momia’ | El pasatiempo veraniego de Cruise

Después de su intento fallido de reiniciar su universo de monstruos con el ‘Dracula: Untold’ de ‘Luke Evans’, Universal ha vuelto a la carga anunciando su nuevo Dark Universe, que recupera a todos los monstruos clásicos con los que empezó en el mundo del celuloide y con los que el cine de género dio sus primeros pasos en la gran pantalla. ‘The Mummy’ ha sido, por así decirlo, el conejillo de indias que ha abierto la veda de este nuevo elenco de monstruos que, a priori, prometía bastante por el potente reparto que se traía entre manos, pero finalmente solo ha resultado ser una cinta de acción más que irá al olvido en cuanto pasen unos pocos meses.

Dirigida por Alex Kurtzman, ‘The Mummy’ narra la historia de siempre sobre una momia que vuelve a la vida después de que su tumba sea ultrajada para acabar con toda la humanidad y quedarse, en esta ocasión, con el chico guapo del que está enamorada: Tom Cruise. Es evidente que el argumento no iba a variar demasiado a parte de presentar una momia femenina en vez de masculina. De hecho, es algo bueno que beba de los argumentos de la cinta original protagonizada por Boris Karloff y, en cierta medida, de ‘La Momia’ de Brendan Fraser, con la que se asemeja más en lo referente a la acción pero que queda a millas y millas de distancia de parecerse a ese increíble largometraje de aventuras. Aún a pesar de que le dedique un breve pero potente guiño.

El film de Kurtzman funciona más bien como uno de acción sin más. No aparece ningún momento de terror ni ninguno que se parezca al del cine de género a excepción de un par. Que realmente tampoco es que funcionen como momentos de horror, más bien intenta justificar que la momia es un elemento ancestral y antiguo que procede del mal dotándola, brevemente, con una estética oscura y fantástica. Pero sigue sin funcionar como largometraje de terror –ni siquiera hay pequeños jumpscares que faciliten la entrada del género en la trama-. Ahora bien, en su defensa, como film de acción a secas funciona perfectamente. Su problema es que se la vendió como horror movie y no como una mezcla de ‘Fast and Furious’ y ‘El Equipo A’.

En cuanto a sus personajes, aunque Tom Cruise –quien más bien parece estar actuando para una película de ‘Misión Imposible’– sea el protagonista absoluto, es Russell Crowe es el que lleva el cotarro de la situación. Desde ‘Gladiator’, puede que los años hayan pasado como una apisonadora por su físico, pero en lo que respecta a su nivel de interpretación no podía haber envejecido mejor. Encarnando al Doctor Jekyll, Crowe demuestra su capacidad camaleónica para adaptarse a cualquier papel que se le pase por delante. Ya pudimos ver cómo en ‘Dos buenos tipos‘ se desenvolvía con facilidad a la hora de hacer comedia, y resulta que convertirse en monstruo tampoco es un problema para él. Sofia Boutella cumple lo justo como momia. Ni destaca pero tampoco molesta en pantalla por sobreactuación, por lo que resulta ser correcta en su nuevo papel de villana milenaria.

El Dark Universe no empieza de la mejor forma posible, pero también es cierto que podría haber sido mucho peor. La Momia es el típico blockbuster de verano para pasar el rato sin intención de ser recordada ni tampoco de innovar respecto a sus antecesoras. Un pasatiempo que esperamos no sigan las películas venideras del nuevo monsterverse de Universal.

Xavi Mogrovejo

Aterrorizate

Cine de género para degenerados