Sitges 2017: Crónica día 7

Sitges se llena de películas post apocalípticas con niñas solitarias, chicas atrapadas y biopics de asesinos en serie.

Hemos pasado el ecuador del festival y, mientras ya tenemos apuestas para posible premios y para los más flops, comenzamos el día con una cinta a la que teníamos ganas, ‘Stephanie’, lo nuevo de la factoría Blumhouse. Akiva Goldsman nos intenta contar la historia de una niña que, aparentemente, vive sola y parece estar acosada por una especie de ente sobrenatural. La cinta comienza bien y poco a poco va desinflándose, perdiendo el interés y convirtiéndose directamente en uno de los flops de esta edición. Un intento de hacer una película low cost para “petarlo” en taquilla que seguramente se quede en eso, el intento.

Y después fuimos directos al biopic que más ganas teníamos en 2017, ‘My Friend Dahmer’, adaptación del cómic homónimo en el que se cuentan los años mozos de instituto del famoso asesinos de jovencitos, Jeffrey Dahmer. Una película teen sucia y creepy que nos presenta a un futuro asesino histórico en su etapa de instituto, todo bajo la perspectiva de un compañero de pupitre del ya conocido como el caníbal de Millwaukee. Destacaríamos la interpretación del joven protagonista Ross Lynch y de Anne Heche en el papel de su madre.

Y acabamos el día con ‘Hostile, un film postapocalíptico que supone el debut tras las cámaras de Mathieu Turi. Tras una epidemia mundial, donde la mayor parte de la población del planeta está muerta, sólo unos pocos miles han sobrevivido. Pero obviamente no están solos, unas extrañas criaturas que cazan por la noche rondan por la zona y a una de ellas deberá hacer frente Juliette, la protagonista que acaba atrapada en su coche mientras uno de esos seres (Javier Botet) ronda por allí. Un producto sencillo que abusa de sus flashbacks para explicar la anterior vida de la protagonista y cuyo final ha provocado risas en la sala. Sinceramente, no nos ha parecido tan malo pero nos ha sobrado algún que otro flashback.

Aterrorizate

Cine de género para degenerados